3 eventos educativos llamativos en Medellín

6692720023_2f8f72cbe6_oEsta semana habrá tres eventos educativos relevantes en Medellín.

  • Primera Cumbre Nacional de Educación. El evento mas importante, por la envergadura y la cantidad de invitados, será esta cumbre educativa que se va a realizar en Plaza Mayor. Además de ser una vitrina para mostrar lo hecho en la ciudad, en el departamento y otras regiones del país en temas educativos y políticas públicas, será una espacio académico en el que habrá conferencistas de talla mundial. Aunque la oferta es generosa, en particular me llaman la atención Felipe Barrera-Osorio, investigador colombiano que trabaja en la universidad de Harvard y Paula Carlino, investigadora argentina que trabaja temas asociados a la lectura y la escritura. Será del 7 al 10 de Octubre.

  • Conferencia: La formación ciudadana para la paz. Antanas Mockus, que a estas alturas no necesita presentación, estará a cargo de esta conferencia que será el acto de clausura de los Foros de discusión sobre los 20 años de la Ley General de Educación que ha venido organizando la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia en el marco de sus 60 años de existencia. Será la oportunidad de conocer la propuesta pedagógica del excandidato presidencial en medio de la coyuntura nacional que vive actualmente el país. Será el 9 de octubre, a las 9am, en el Teatro Universitario Camilo Torres.

Todos los eventos son gratuitos 🙂

Imagen tomada de Stephanie Lorenzo

Anuncios

Sobre el aprendizaje en red

En el 2008, George Siemens describió e hizo un breve recorrido histórico sobre el aprendizaje en red. Esa ya clásica entrada, traducida al castellano por Diego Leal, es importante al menos por tres razones.

  • Nos recuerda las raíces históricas de ese concepto. El aprendizaje en red no nació con la aparición de las computadores aunque sí se hizo más visible gracias a la popularización de éstas y otras tecnologías digitales. Desde siempre, los humanos hemos tendido hacia las interacciones sociales, buscamos formar redes de acuerdo a nuestros intereses y hemos aprendido muchas cosas con la ayuda de otros.
  • La gran carga semántica que tiene el término Redes de aprendizaje. Como pasa con muchos términos que se vuelven de uso común en los diversos espacios académicos, Redes de aprendizaje ha empezado a significar una gran cantidad de cosas: desde una serie de nodos conectados, pasando por una acepción que se reducía a una mera infraestructura física, hasta un referente que ilustra procesos de enseñanza y aprendizaje actuales. La polisemia del término es evidente.
  • Evolución de la idea de redes en el contexto educativo. Asociado a lo anterior, el concepto de redes ha pasado al menos por cinco etapas en el contexto educativo. En la primera, la idea de red está asociada casi exclusivamente a las infraestructuras físicas (salones con acceso a internet, espacios adecuados de trabajo, etc). En la segunda, que quizás no aplique del todo en nuestro contexto, los educadores empezaron a establecer puentes con disciplinas académicas, como la Sociología, Matemáticas y la Física, que ya tenían tradición en temas como redes, comunidad, entre otros. En la tercera, gracias a los nuevos escenarios que posibilitan los espacios digitales, se empiezan a rescatar referentes teóricos que ayudan a ver la cognición como un asunto distribuido y social, y no como algo que sucede en la cabeza de una única persona y no tiene incidencias en el contexto social y cultural que se presenta. Por desgracia, esto todavía no se manifiesta con el mismo vigor en la práctica tal como sí lo hace en la teoría. La cuarta etapa se caracteriza por la popularización del concepto de red gracias no sólo a la publicación de una serie de libros, aún bastante desconocidos en nuestro medio, de Castells, Barabási, entre otros, sino también a la creciente aparición de medios sociales digitales (MySpace, Facebook, Twitter, etc) que posibilitan, más no garantizan, la creación de redes. En la quinta, que integra todas las anteriores, ya se trata de ver cómo los modelos de red, con el auspicio de recursos digitales, pueden apoyar y fomentar los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Esta última fase es la puerta de entrada a las nuevas perspectivas frente al aprendizaje a la luz de los contextos actuales en que se mueven los nuevos aprendices. No hay que olvidar que hubo cambios en el entorno y que ello invita a nuevas reflexiones alrededor del tema que ahora nos compete: la educación.

Sigue la reflexión 🙂

TIC y habilidades sociales

Media_httpihuffpostco_nsfwo

Frente a las tecnologías y las habilidades sociales parecen haber dos posturas. Una negativa y otra positiva.

La negativa sostiene que los dispositivos móviles están afectando las habilidades sociales de los más jóvenes. Y es algo paradójico. Si bien muchos se la pasan intercambiando mensajes, vía SMS o medios sociales, eso no quiere decir que sean igual de diestros para iniciar una simple conversación cara. Eso se está perdiendo. Y es que conversar tiene su ciencia. Es algo que se debe practicar. Los gestos, silencios, el contacto visual, toda la comunicación no verbal, es algo que no se aprende de manera inmediata y que requiere su tiempo. Tiempo que los jóvenes parecen no estar invirtiendo.

La postura positiva, en cambio, sostiene lo contrario a través de varios ejemplos. Veamos dos. En el primero, ilustra como los dispositivos con tecnología táctil, las tabletas por ejemplo, están ayudando a los jóvenes con autismo a desarrollar habilidades sociales. En el segundo, muestra cómo los medios sociales, en particular Facebook, están contribuyendo en la misma dirección y están desarrollando algo que diversos autores han llamado como “empatía virtual”.

Y ustedes, ¿cuál postura escogerían?

Sobre la lectura profunda e Internet

Lectura_digital

En esta entrada publicada en la edición en línea de GuardianMaryanne Wolf, educadora e investigadora sobre el aprendizaje de la lectura y el lenguaje, plantea que la pregunta esencial que se debe hacer la sociedad actual es sí la lectura profunda se está perdiendo, particularmente entre la gente joven, debido a las peculiaridades propias de los actuales dispositivos de lectura (celulares, computadores, tabletas, etc). Esta postura retoma la ya clásica, y polémica por supuesto, idea de McLuhan: el medio es el mensaje. Con todo, el debate sigue abierto.