Simposio internacional Alfabetización, medios y TIC

banner_simposio_interno-02

Con motivo de los 20 años de trayectoria académica del Grupo de investigación Didáctica y Nuevas Tecnologías, adscrito a la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia y del cual he tenido el placer de trabajar durante los últimos años, se estará realizando un Simposio Internacional sobre Alfabetización, Medios y TIC.

Los invitados son los siguientes:

De los Estados Unidos, estarán David Reinking y Julie Coiro. El profesor Reinking trabaja en la Escuela de Educación de la Universidad de Clemson y ha impartido cursos y publicado libros sobre Alfabetización y Tecnología, Metodología de la Investigación, entre otras temáticas similares. En una línea similar, la profesora Coiro, una de las editoras del famoso Handbook of Research in New Literacies y actualmente titular de la Escuela de Educación de la Universidad de Rhode Island, centra sus intereses académicos en la Alfabetización Digital, la comprensión lectora en línea, entre otros.

Desde Australia estará Ilana A. Snyder, profesora de la Universidad de Monash de Melbourne y cuyos actuales intereses académicos giran alrededor de la alfabetización, la tecnología, la inclusión social, el hipertexto y las teorías literarias contemporáneas.

De España estará Daniel Cassany, profesor de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y autor de diversos libros que versan sobre la producción del discurso escrito, la evaluación de la composición escrita, la formación de profesionales, la lectura y la escritura en línea, la literacidad crítica, entre otros temas similares.

Finalmente, en representación de Colombia, estará Octavio Henao, profesor de la Universidad de Antioquia, director del grupo de investigación organizador del evento e investigador en líneas como la didáctica de la lecto-escritura en entornos digitales, la enseñanza y la pedagogía en contextos virtuales, la alfabetización digital, entre otros.

Como se ve, los invitados están de lujo.

El evento se realizará en la ciudad de Medellín, en el Diez Hotel, los días 24 y 25 de Octubre. Acá las inscripciones.

Están todos y todas cordialmente invitados 🙂

Anuncios

Podcast (#36) en educ@conTIC

educacontic

Hace poco tuve la fortuna de conversar con David Álvarez, un excelente e-profesor español, amigo y toda una referencia en el mundo de la Educación y las TIC, en el marco de la serie de podcast que realiza para el genial blog educativo EducaconTIC.

Allí charlamos sobre el nivel actual de penetración de las TIC en Colombia, el impacto que han tenido las tecnologías digitales en las prácticas docentes, los recursos y herramientas digitales más populares en la actualidad y buenas prácticas colombianas en el uso de medios y TIC en el aula.

Consciente que no presenté todas las interesantes prácticas educativas que he tenido la fortuna de conocer de cerca, que omití, porque aún no están funcionando, los Centros de Innovación Educativa Regional que desea instaurar nuestro Ministerio de Educación Nacional para promover el uso educativo de las TIC, y apenado porque nunca me he sentido a gusto con mi discurso oral, comparto abajo el resultado de la conversación.

En fin. Sin más preámbulo, acá está la entrada original o se puede escuchar el audio con el reproductor de abajo.

http://www.ivoox.com/educacontic-podcast-36-las-tic-educativas-colombia_md_2156701_1.mp3″ Ir a descargar

Coda: Los invito a escuchar las experiencias de integración educativa de las TIC en el caso de México, Argentina y Chile. Interesantes todas.

“Phototrails” o sobre la lectura escalonada

CaptureHace poco se lanzó Phototrails, un proyecto de investigación que se apoya en diversas técnicas de visualización experimentales con el fin de encontrar patrones visuales y regularidades en las fotos que suben los usuarios a servicios digitales como Instagram.

El proyecto es otro ejemplo de Analítica Cultural o cómo se pude usar el poder del cómputo y técnicas digitales de visualización como soporte para el análisis de datos culturales de gran tamaño (libros en línea, imágenes digitalizadas, etc).

Según los mismos promotores del proyecto, este tipo de iniciativas configuran la forma tradicional de lectura ya que se oscila entre la lectura cercana, que es la tradicional exégesis de un texto singular, y la lectura distante, que implica la mirada global a un corpus formado por muchos textos. En sus propias palabras, se lleva a cabo una lectura en múltiples escalas, un recorrido que va desde los patrones y las tendencias culturales que se pueden derivar de una base de datos cultural, hasta las singularidades propias de un único insumo.

Estos proyectos prometen y al menos representan un enfoque fresco en los anquilosados estudios humanistas. Ojalá se sigan viendo iniciativas de este tipo y con datos más cercanos a nuestro contexto.

Sería una maravilla.

Coda: El Media Lab del MIT sacó recién una herramienta para la visualización de nuestras interacciones y contactos de Gmail. Se llama Inmersion y, a primera vista, va por la misma línea. Habrá que explorar.

Los creadores de hechos o sobre metodologías disruptivas

4943271667_a7f35ddc90_bEl profesor T. Mills Kelly enseña Historia en la Universidad George Mason, en Washington. Uno de los cursos que ofreció en el pasado, dos veces, se intituló Mintiendo sobre el pasado (Lying About the Past) y desde allí, él y sus estudiantes, crearon hechos falsos que luego fueron publicados en diversos medios digitales (blogs, entradas de Wikipedia, entre otros).

El objetivo del curso era claro: enseñar, de una manera divertida, a los estudiantes a ser escépticos cuando se enfrentan a fuentes históricas análogas, pero especialmente digitales; fomentar con ellos el pensamiento crítico, y trabajar, a partir de ejemplos concretos y en detalle, la ética de los historiadores. Para tal fin, en el curso se crearon hechos falsos, bromas históricas soportadas por entradas falsas en Wikipedia, entrevistas a supuestos expertos, videos en YouTube, entre otras estratagemas, que tuvieron incluso gran repercusión en los medios, particularmente los norteamericanos.

Por supuesto, el curso fue polémico. Por ejemplo, uno de los cofundadores de Wikipedia, Jimmy Wales, dijo que ese tipo de iniciativas contaminan la red, constituyen un caso de vandalismo digital y van en contravía de los principios de buena voluntad que operan en espacios como Wikipedia.

Sus propios colegas universitarios también manifestaron su malestar. En efecto, como explica el mismo Mills, no podrá ofrecer nuevamente el curso en la Universidad de George Mason. Pero no dejará de enseñar. Al contrario, según explica en una entrevista, el otro curso que ofrecerá, que rescata del “famoso” elementos como el aprendizaje a través de juegos, creatividad en espacios digitales y el examen crítico y ético de los hechos históricos, se llamará Mejorando el Pasado. No creo que incluya bromas. Al menos no como las anteriores.

A pesar de las críticas y el despliegue mediático de la noticia en su momento, me simpatizan estas metodología disruptivas ya que creo que logran sus propósitos aunque de una manera poco ortodoxa.

Quiero ir a una clase de T. Mills Kelly 🙂

¿Reemplazará Wikipedia las tesis académicas?

Wikipedia

Si se piensa con cuidado, la idea no es descabellada. Se trata de cambiar las clásicas tesis o monografías académicas por entradas rigurosas y bien elaboradas en Wikipedia, la enciclopedia libre mundial que todos pueden editar.

Países como Ucrania y Polonia ya están trabajando en esa línea. No sólo hay un interés por aumentar la cantidad de entradas que hay en sus respectivos idiomas (ucraniano y polaco) sino que en algunas universidades, como la Universidad de Ciencias Médicas de Posnania, se ha sugerido cambiar las tesis académicas por entradas en Wikipedia.

La idea, insisto, no es descabellada. Por años, y casi por inercia, el ámbito académico universitario ha insistido en la elaboración de monografías como requisito de grado y éstas, en muchísimos casos, terminan no sólo olvidadas y empolvadas en alguna esquina de la biblioteca de la Universidad que los expidió, sino que cada vez van ocupando un mayor espacio físico. O sea, se vuelven inocuas.

Una buena entrada en Wikipedia, por su parte, tendría en principio tres beneficios:

  • Motivaría en los estudiantes la escritura ya que los trabajos resultantes no serían leídos por el asesor de turno y un grupo reducido de profesores sino por una audiencia mucho mayor.
  • Fomentaría el vínculo entre la academia y uno de los espacios digitales de mayor crecimiento y consulta en la actualidad al tiempo que ayudaría a la primera a salir del anquilosado estado en que se encuentra en la actualidad.
  • Se democratizaría el conocimiento producido en las Instituciones de Educación Superior

Por supuesto, quedan algunas cuestiones por resolver. Dos para subrayar. Primero, ver si todas las disciplinas podrían acogerse al tipo de escritura que se promueve en Wikipedia. De entrada, algunos ejes temáticos de las Ciencias Sociales y las Humanidades en general podrían no ceñirse a las estrechas categorías que hay en Wikipedia. Segundo, a pesar que se ha mostrado, una y otra vez, la valía de Wikipedia como enciclopedia, el escepticismo frente este tipo de iniciativas sigue siendo rampante. Involucrar de manera juiciosa espacios académicos formales y tradicionales como la Universidad podría ir minimizando todos los posibles prejuicios que surjan.

¿Idea loca? No creo.

Sobre tecnoutopías #edcmooc

En contravía de las tecnodistopías, las tecnoutopías invitan a pensar en escenarios donde la tecnología, digital o no, enriquece de diversas maneras varias facetas de nuestra vida. Por ejemplo, el trabajo, la amistad, el estudio, el amor, entre otros. Cursos masivos en línea, como E-learning and Digital Cultures, a través de este prisma positivo, aumentarían y potenciarían las actividades asociadas al aprendizaje y la formación ya que se tiene acceso a espacios antes impensables.

Entre los recursos sugeridos para esta semana, hay una serie de videos que exploran de manera sutil esta dicotomía entre lo utópico y lo distópico pero ya desde otros ámbitos. Uno de ellos es “Inbox”.

Aquí no se asume de manera trasparente una postura a favor o en contra ya que hay mensajes en ambas direcciones. Por ejemplo, es utópico en la medida que ilustra cómo nuestros canales de interacción se amplifican gracias al uso de diversos dispositivos. Pero también podría ser distópico ya que se generaría  una progresiva dependencia hacia nuestras extensiones artificiales para lograr propósitos comunicativos antaño comunes. Pero si hay que inclinar la balanza,  hay más elementos positivos que negativos en el video.

Siguiendo esa misma línea, la educación actual, en general, mantiene una postura optimista cuando indaga sobre su relación con la tecnología digital ya que ésta se ha convertido en el mediador privilegiado. En el canal inevitable para aspectos educativos que van desde lo metodológico, pasando por los contenidos, hasta para las labores diarias y mecánicas de los docentes. Pero no es un mero canal. Es el canal que ayudará a mejorar y amplificar las diversas esferas educativas. Optimismo cándido.

Sí. Determinismo tecnológico que llaman.

 

 

 

Sobre el aprendizaje en red

En el 2008, George Siemens describió e hizo un breve recorrido histórico sobre el aprendizaje en red. Esa ya clásica entrada, traducida al castellano por Diego Leal, es importante al menos por tres razones.

  • Nos recuerda las raíces históricas de ese concepto. El aprendizaje en red no nació con la aparición de las computadores aunque sí se hizo más visible gracias a la popularización de éstas y otras tecnologías digitales. Desde siempre, los humanos hemos tendido hacia las interacciones sociales, buscamos formar redes de acuerdo a nuestros intereses y hemos aprendido muchas cosas con la ayuda de otros.
  • La gran carga semántica que tiene el término Redes de aprendizaje. Como pasa con muchos términos que se vuelven de uso común en los diversos espacios académicos, Redes de aprendizaje ha empezado a significar una gran cantidad de cosas: desde una serie de nodos conectados, pasando por una acepción que se reducía a una mera infraestructura física, hasta un referente que ilustra procesos de enseñanza y aprendizaje actuales. La polisemia del término es evidente.
  • Evolución de la idea de redes en el contexto educativo. Asociado a lo anterior, el concepto de redes ha pasado al menos por cinco etapas en el contexto educativo. En la primera, la idea de red está asociada casi exclusivamente a las infraestructuras físicas (salones con acceso a internet, espacios adecuados de trabajo, etc). En la segunda, que quizás no aplique del todo en nuestro contexto, los educadores empezaron a establecer puentes con disciplinas académicas, como la Sociología, Matemáticas y la Física, que ya tenían tradición en temas como redes, comunidad, entre otros. En la tercera, gracias a los nuevos escenarios que posibilitan los espacios digitales, se empiezan a rescatar referentes teóricos que ayudan a ver la cognición como un asunto distribuido y social, y no como algo que sucede en la cabeza de una única persona y no tiene incidencias en el contexto social y cultural que se presenta. Por desgracia, esto todavía no se manifiesta con el mismo vigor en la práctica tal como sí lo hace en la teoría. La cuarta etapa se caracteriza por la popularización del concepto de red gracias no sólo a la publicación de una serie de libros, aún bastante desconocidos en nuestro medio, de Castells, Barabási, entre otros, sino también a la creciente aparición de medios sociales digitales (MySpace, Facebook, Twitter, etc) que posibilitan, más no garantizan, la creación de redes. En la quinta, que integra todas las anteriores, ya se trata de ver cómo los modelos de red, con el auspicio de recursos digitales, pueden apoyar y fomentar los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Esta última fase es la puerta de entrada a las nuevas perspectivas frente al aprendizaje a la luz de los contextos actuales en que se mueven los nuevos aprendices. No hay que olvidar que hubo cambios en el entorno y que ello invita a nuevas reflexiones alrededor del tema que ahora nos compete: la educación.

Sigue la reflexión 🙂