El Estándar de Alfabetización Web según Mozilla

Estándar de alfabetización web   Mozilla WebmakerPara Mozilla, el Estándar de Alfabetización Web es un mapa de competencias y habilidades que se deben tener en cuenta al momento de leer, escribir y participar vía internet.

Este proyecto, que comenzó a finales del 2012 y que recién en Octubre de este año lanzó su versión 1.0, consta de tres ejes, cada uno articulado alrededor de un grupo de competencias y éstas, a su vez, se discriminan por una serie de habilidades. El cuadro de abajo, por ejemplo, sintetiza el primer eje:

mozilla_1

Acá el cuadro del segundo eje (construcción) y acá el del tercero (conexión).

Este tipo de iniciativas cobran relevancia ya que, por un lado, no se trata simplemente de extender competencias análogas a los contextos digitales sino que busca sistematizar/organizar habilidades y prácticas que, a juicio de Mozilla, son exclusivas de este medio. Por otro lado, y a pesar de no haber sido elaborado por una entidad de educación formal, este documento tiene todo el potencial para convertirse en un referente válido en el tema de la denominada Alfabetización web así como un insumo para los profesores que deseen explorar con rigor estas temáticas con sus estudiantes.

La idea de fondo es potente. No se trata sólo de leer y consumir contenidos en línea. Se trata también de participar, escribir y ser activos según las narrativas propias de la web.

Más información en la wiki del proyecto.

Anuncios

“Phototrails” o sobre la lectura escalonada

CaptureHace poco se lanzó Phototrails, un proyecto de investigación que se apoya en diversas técnicas de visualización experimentales con el fin de encontrar patrones visuales y regularidades en las fotos que suben los usuarios a servicios digitales como Instagram.

El proyecto es otro ejemplo de Analítica Cultural o cómo se pude usar el poder del cómputo y técnicas digitales de visualización como soporte para el análisis de datos culturales de gran tamaño (libros en línea, imágenes digitalizadas, etc).

Según los mismos promotores del proyecto, este tipo de iniciativas configuran la forma tradicional de lectura ya que se oscila entre la lectura cercana, que es la tradicional exégesis de un texto singular, y la lectura distante, que implica la mirada global a un corpus formado por muchos textos. En sus propias palabras, se lleva a cabo una lectura en múltiples escalas, un recorrido que va desde los patrones y las tendencias culturales que se pueden derivar de una base de datos cultural, hasta las singularidades propias de un único insumo.

Estos proyectos prometen y al menos representan un enfoque fresco en los anquilosados estudios humanistas. Ojalá se sigan viendo iniciativas de este tipo y con datos más cercanos a nuestro contexto.

Sería una maravilla.

Coda: El Media Lab del MIT sacó recién una herramienta para la visualización de nuestras interacciones y contactos de Gmail. Se llama Inmersion y, a primera vista, va por la misma línea. Habrá que explorar.

El proyecto Minerva o la futura universidad de élite en línea

La idea es sencilla: el Proyecto Minerva busca convertirse en una universidad de élite en línea. Para ello, cuenta con unos 25 millones de dólares y el empuje de varios empresarios y figuras relevantes del mundo educativo anglosajón.

La propuesta es llamativa en varios puntos. Primero, si se tienen en cuenta los altos costos de los estudios universitarios, tanto en los Estados Unidos como en otros países, y el gran nivel de deuda que adquieren los estudiantes al finalizar los mismos, es esperanzador ver que este tipo de proyectos, al menos en el menos en papel, prometen minimizar esos costos.

Segundo, se espera atraer a los mejores estudiantes de todo el mundo. En particular, aquellos que no pueden pagar, o continuar pagando, las altas matrículas o que simplemente no tienen acceso a una educación de calidad debido a la escasa oferta de sus países de origen.

Tercero, se espera mantener un alto nivel académico. Por eso, una vez inscritos los estudiantes, se espera que semanalmente hayan conferencias ofrecidas por profesores de altísimo nivel y pequeños espacios de discusión en línea, bien sea sincrónicos o asincrónicos, manejados por docentes competentes.

Cuarto, no sería completamente en línea ya que se plantea una opción muy llamativa. Ofrecer espacios físicos para los estudiantes en un país diferente cada año. Por ejemplo, pasar un año específico en Brasil, Japón o cualquier otro. En cualquier caso, los costos de la habitación, y del mismo viaje, se calculan alrededor de 10000 dólares, una tarifa más barata que la matrícula anual de varias universidades privadas, incluso colombianas.

Con todo, aunque se espera arrancar en el 2014, la propuesta no está del todo concreta. Si bien la página oficial ofrece la posibilidad de hacer una preinscripción para los estudiantes interesados, todavía no hay demasiada información adicional sobre los programas a ofrecer, los profesores, entre otros asuntos de interés.

Detrás de toda este iniciativa está Ben Nelson, creador del sitio Snapfish y ex-empresario de Silicon Valley. También ha mostrado interés uno de los recientes rectores de la Universidad de Harvard y antiguo Director del Consejo Nacional de Economía de los Estados Unidos, Lawrence Henry ‘Larry’ Summers.

En fin. El proyecto promete.

Adenda:

Red abierta de investigación en temas educativos, una propuesta de George Siemens

George Siemens (@gsiemens), profesor de la Universidad de Athabasca y uno de los pioneros de los Cursos Abiertos y Masivos en Línea (MOOC por sus siglas en inglés), está a punto de iniciar un nuevo e interesante proyecto: crear una red de investigación, abierta y distribuida, en temas educativos.

Según lo expone, hoy en día, gracias a la globalización y los avances tecnológicos, es viable pensar no sólo en nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje sino también en nuevas maneras de llevar a cabo proyectos investigativos. La red propuesta facilitaría la conexión entre estudiantes y profesores, el intercambio entre pares académicos y la colaboracion en tres áreas específicas:

  • Redes sociales y tecnológicas
  • Aprendizaje flexible y analíticas del aprendizaje
  • Nuevos modelos de aprendizaje
La red trabajaría con un pequeño grupo de estudiantes de doctorado de todo el mundo y se formaría un grupo de trabajo para un lapso de tres años. La idea no es reemplazar la figura de los asesores formales que ofrecen las universidades donde se están realizando los estudios superiores sino ofrecer un espacio, con agenda propia, en el que investigadores de todo el mundo puedan colaborar, investigar y publicar de la mano de otros colegas.
De salir a flote (ojalá), trabajarían educadores y pensadores de la talla de Howard Rheingold (@hrheingold), Alec Couros (@courosa), Terry AndersonCaroline Haythornthwaite, entre muchos otros.
Este tipo de proyectos ilustran algo: la educación abierta y en línea dará mucho que hablar en el corto y mediano plazo. Ojalá esta iniciativa pueda llevarse a cabo.
Foto: Oberazzi

NO creo en la Escuela Tradicional, pero SI en la Educación

El título que acompaña esta entrada es el lema que presenta el portal argentino Educación Viva y en el que se hace una fuerte crítica al modelo de Escuela tradicional y se defiende una Educación viva, abierta y libre.

El video de arriba es la primera parte y prometieron pronto la segunda. Su objetivo es llegar a las 250.000 reproducciones antes del 01 de Mayo. Al momento de publicar esto, faltan más de 100.000. También invitan unirse a la experiencia realizando en video una versión propia del poema por una educación viva.

Vale la pena ver el video de esta interesante educativa.