La innovación educativa en los barrios pobres

Charles Leadbeater plantea varios asuntos bien interesantes. Por ejemplo, ¿qué pasa cuándo la innovación radical viene de lugares con grandes necesidades económicas y materiales?, ya que esperar unos 10 años para recibir la “prometida recompensa educativa” es demasiado tiempo para las personas pobres, ¿porqué no pensar en una educación que ofrezca recompensas en el corto plazo?. Además, ¿qué tal un sistema educativo que parta de preguntas y no de conocimientos impartidos?, ¿o del juego y no de lecciones magistrales?, ¿o que parta del principio de que antes de enseñar, hay que atraer a las personas para ello? Por último, ¿será verdad que necesitamos otro tipo de innovación para la escuela? Quizás sí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s