Tres historias y un apéndice

Como lo dice el título, abajo encontrarán tres historias y un apéndice. Las historias son sobre Participación, Colaboración y Distribución, mientras que el apéndice es sobre la Tecnología del Tacto. Una advertencia. Así los nombres de los personajes sean inventados, todo lo escrito es (casi) real. Por ello, concéntrense en el contenido. Dicho esto, ya pueden seguir leyendo.

Participación

Juan Doscero, profesor de Lenguaje, se había enterado de la iniciativa para hacer una lectura global del Quijote y decidió participar de la misma junto con un par de alumnos que tienen muy buena dicción pero que no habían leído dicha obra. Luego de explicarles la importancia de este texto para la literatura y de solicitar permiso a las directivas del colegio para usar algunos computadores, Juan le pidió a sus alumnos que lo familiarizaran un poco con el entorno de YouTube y el manejo básico del micrófono. Luego de esto, leyeron en la página de la iniciativa las recomendaciones para la participación y siguieron todos los pasos de manera cuidadosa. Así, a cada uno les fue asignado un fragmento y éste fue leído al tiempo que se grababan en video. Al finalizar, cada uno subió su video de acuerdo a los pasos sugeridos y en estos precisos momentos se encuentran en revisión. Como ven, según lo expuesto por Knobel y Wilber (2009), hubo participación.

Colaboración

Luisa Lared, profesora de idiomas, mantiene encantada con las conferencias que organiza TED y por ello ha decidido colaborar en El Proyecto de Traducción Abierta que se empezó a ofrecer en el primer semestre del año pasado. Para ello, Luisa comenzó a usar dotsub, una herramienta de traducción colaborativa en la que muchas personas pueden, según el tiempo que tengan y de acuerdo a sus conocimientos idiomáticos, traducir los videos que se publican en línea. Igualmente, ella puede servir de editora de otras traducciones que les comparten otros colegas, fuera de Colombia, por medio de Google Docs. Incluso, si lo desea, puede involucrar a sus alumnos en estas iniciativas globales y promover interesantes ejercicios de traducción para hacer en el aula. Tal como lo plantean Knobel y Wilber, la “Web 2.0 ha desarrollado una serie de recursos gratuitos para la participación, colaboración y distribución que los docentes pueden usar en sus aulas de clase (pág 24).

Distribución

Luego de ver el video de arriba, Carlos Sindicado comenzó a ver de manera distinta la forma cómo se distribuye la información a través de la Internet. Por ello, desde hace un buen tiempo, viene usando el lector de Google para revisar con sus alumnos los titulares de varios periódicos nacionales e internacionales antes de comenzar las temáticas de sus clases de Ciencias Sociales. Poder leer, de manera simultánea y en un sólo espacio, las noticias de El Espectador, El País, The New York Times y Le Monde, es una actividad interesante para el trabajo en el aula que hasta hace muy poco era impensable. Además, el ejercicio cobra mayor relevancia cuando acontecen hechos de nivel internacional, tales como el rescate de los mineros chilenos, la muerte del “Mono Jojoy”, entre otros, y son vistos desde diversas ópticas. Así mismo, Carlos ha visto que los actuales servicios de microblogging, junto con las opciones ofrecidas por algunas redes sociales, le permiten divulgar y distribuir entre sus alumnos, de manera ágil y eficiente, los enlaces de interés relacionados con su curso. Pero esa ya es otra historia.

Tecnología del tacto

Tenemos cinco sentidos. Sin embargo, los medios se concentran (casi) exclusivamente en los sentidos de la vista y del oído, olvidando los tres restantes. ¿Por qué no comenzar a pensar en medios y tecnologías que los involucren? Aunque han habido unos pasos al respecto, la tarea no es fácil. Hacer lo anterior implica no sólo superar muchos retos tecnológicos sino también, si me permiten la expresión, metodológicos. Me explico con un ejemplo. Pensemos en la educación. Si algunos alumnos, los auditivos, aprenden más fácil apoyándose en recursos que remitan al sentido del oído, y otros, los visuales, en recursos que emplean la imagen; ¿habrán entonces personas que sean kinestésicas respecto al aprendizaje? Parece que sí. Pero siendo así, ¿cómo enseñarles? ¿Acaso los interesantes avances reseñados por El Saddik y Shirmohammadi (2008) permitirán mejorar el aprendizaje de dichas personas? Yo sí creo, ¿y ustedes?

Recapitulando

Hay un tema de fondo común en los breves relatos de arriba, a saber, la Alfabetización 2.0. Y de aquí nos podemos hacer varias preguntas. Veamos algunas. ¿Esta alfabetización implica de verdad un nuevo ethos y nueva forma de hacer las cosas por parte de los docentes y alumnos? (Knobel & Wilber, 2009, pág. 20); ¿qué significa estar alfabetizado en una era donde todo tiene el 2.0?; ¿acaso los rasgos que se dicen propios de esta alfabetización no estaban presentes antes?; si hubo un cambio de paradigma ¿en qué consistió?; ¿cómo se piensan la noción de autor en este contexto?; ¿qué significa que la Alfabetización 2.0 busca alcanzar propósitos auténticos y completar tareas significativas? (Knobel & Wilber, 2009, pág. 24); ¿qué tan bueno es que los estudiantes tomen las riendas?; y en suma, ¿es posible llevar este tipo de alfabetización en nuestro contexto?

Outro

Por desgracia, muchos temas interesantes se quedaron en el tintero. Empero, en los enlaces de abajo encontrarán información interesante sobre algunos de los temas que se mencionan en los documentos de trabajo. Espero que les gusten.

  • Sobre Creative Commons: aquí verán un video clásico e imperdible al respecto.
  • Sobre la remezcla de contenidos: RIP: A Remix Manifesto, es un documental que gira en torno a Girl Talk, una estrella del mash-up cuyo trabajo resulta ilegal desde el punto de vista tradicional del derecho de autor. La pueden descargar de acá.
  • Sobre la copia en la era digital: Este es un video correspondiente al documental “¡Copiad, malditos! derechos de autor en la era digital“, producido por elegant mob films y TVE.

Referencias

El Quijote en YouTube. (2010, 29 de septiembre). Catálogo en línea. (Archivo de video). Recuperado de http://www.youtube.com/watch?v=jOlATOLpt90 

Knobel, M., & Wilber, D. (2009). Let’s Talk 2.0. Educational Leadership, 66(6), 20–24.

RSS in plain english (subtitulado en español). (2007, 23 de noviembre). Catálogo en línea. (Archivo de video). Recuperado de http://www.youtube.com/watch?v=DQ_UL-5rYXQ

Saddik, A., & Shirmohammadi, S. (2007). Touching beyond audio and video. Multimedia Tools and Applications, 37(1), 1-4. doi:10.1007/s11042-007-0168-x

Un modelo de Alfabetización Digital

Tal como lo plantea Howard Rheingold en el video de arriba, el problema hoy en día no es tanto el acceso a las TIC sino el acceso al conocimiento, esto es, no tanto contar con una infraestructura adecuada sino no saber qué hacer, en términos educativos y de formación, con las herramientas digitales con las que contamos hoy en día. Lo anterior, sobre todo en nuestro contexto local y nacional, no implica en absoluto un abandono a la inversión en infraestructura, que sigue siendo un imperativo en muchísimas regiones del país, sino un llamado a empezar a optimizar los recursos con los que ya se cuentan. De hecho, en esa línea, el último estudio de la consultora internacional Everis, junto con el IESE-CELA, de la Universidad de Navarra, que buscaba ver la posición de los diversos países de Latinoamérica de acuerdo con la integración de las TIC en su sociedad, muestra un par de datos bien interesantes respecto a Colombia. Por una parte, Colombia ocupa actualmente el último puesto en el ranking del Índice de la Sociedad de la Información (ISI) (ver gráfica abajo), un instrumento diseñado para reflejar, a partir de 21 variables de TIC y del entorno macroeconómico, la evolución de la Sociedad de la información en cada país. Por otra parte, empero, Colombia, al crecer este año 0,4 por ciento en el ISI, se convirtió en el país con mayor crecimiento en la penetración de Internet del Latinoamérica. Así, después de Argentina y Uruguay, nuestro país es el tercero de la región con más penetración de Internet. Sintetizando los datos presentados, vamos bien pero todavía nos falta mucho. ¿Qué hacer entonces para seguir mejorando?

Isi

Una propuesta didáctica

En nuestro ámbito, la educación, se puede comenzar con propuestas didácticas que busquen desarrollar diversas competencias, desde lo crítico hasta lo digital, por medio de un conjunto de recursos pertenecientes al ámbito de las TIC. Por ejemplo, un modelo nacional de Alfabetización Digital. Según los autores: “Si la ciudad y el país quieren prepararse para aprovechar las ventajas de una economía globalizada, que ya es una realidad con los acuerdos comerciales que se gestionan actualmente con Estados Unidos, Canadá, la Comunidad Europea, y otras naciones, tiene que emprender acciones que a corto y mediano plazo eleven la calidad de la educación tales como: cualificación pedagógica de los docentes, mejoramiento de los modelos, estrategias, y materiales didácticos, mayor dotación a las instituciones educativas de equipos e infraestructura de telecomunicaciones, una incorporación adecuada de las TIC al currículo, formación de los docentes en el uso eficiente y creativo de TIC, métodos de evaluación más integrales y formativos. Se trata de lograr un sistema educativo moderno, equitativo, eficaz e incluyente, que consulte las necesidades del entorno, esté en sintonía con un mundo altamente comunicado e interconectado, y abra espacios para que aún la población más marginada adquiera las competencias necesarias para participar activamente en una sociedad del conocimiento y la información” (Henao Álvarez, Ramírez S., & Zapata D., 2008, pág. 155-156). Si bien una propuesta de este tipo no es la panacea en la medida que no es la respuesta a todos los problemas mencionados, es al menos una forma concreta de comenzar a trabajar desde los complejos marcos que ofrecen los contextos educativos actuales. Para ello, veamos someramente qué contiene.

Imagen Digital

Bansky

Fuera de enriquecer la imaginación e incrementar la creatividad de los estudiantes, la imagen es un excelente recurso de comunicación y expresión. Por ello, este módulo busca desarrollar no sólo habilidades para expresar ideas de manera visual a través de diversos recursos digitales sino también interpretar el mensaje que tienen tanto diversos códigos visuales como otros que se podrían asociar a éstos (sonidos, videos, etc) (Henao Álvarez et al., 2008, pág. 11).

Video Digital

Varias cosas se pueden rescatar del video como recurso didáctico. Por una parte, motiva la capacidad de atención, estimula la imaginación, evita la monotonía de algunos contenidos y es potencialmente útil para la experimentación artística. Por otra parte, el uso de los videos en las aulas de clase permite no sólo recrear experimentos, fenómenos y procesos propios de las ciencias naturales sino también registrar éstos en un formato digital (Henao Álvarez et al., 2008, pág. 13, 17-18). Así, este módulo busca facilitar la creación didáctica y pedagógica de videos digitales; explorar el uso del video para facilitar diversos procesos cognitivos y conceptuales, y ver la ventajas de éstos como material de registro.

Audio Digital

El valor comunicativo del audio es innegable. Además, si se combina con otros elementos hipermediales, los resultados, tanto para los estudiantes como para los docentes, pueden ser bien llamativos en diversos procesos pedagógicos (Henao Álvarez et al., 2008, pág. 18-19). Por ejemplo, se puede trabajar la expresión oral en clases de Lenguaje, la pronunciación en el área de Idiomas o escuchar, desde diversos dispositivos digitales, podcast con contenido educativo.

Fuera de los mencionados, los otros módulos que se trabajaron fueron El concepto de escritura hipermedial, consulta de información en internet, la escritura con un procesador de textos, el correo electrónico y el blog, el chat y la videoconferencia y producción de videos.

En Educación, ¿sirven las TIC?

La idea del profesor Henao (2006), al presentar las reseñas sobre algunas investigaciones que ha venido realizando el Grupo de investigación Didáctica y Nuevas Tecnologías, adscrito a la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia de la ciudad de Medellín, es mostrar que, al menos desde el ámbito de la lecto-escritura, las TIC, usadas de manera adecuada, cumplen un rol bien importante para la enseñanza. Además, algo que llama la atención de estas investigaciones es que han incluido muestras de población con necesidades educativas especiales, concretamente niños y jóvenes con síndrome de Down y con limitaciones auditivas (Henao Álvarez, 2006, pág. 76). También, que son investigaciones pioneras a nivel nacional.

Entre los diversos resultados obtenidos, vale la pena subrayar los siguientes:

  • Mejor calidad literaria, mayor longitud, mejor nivel de adjetivación y mayor diversidad léxica en los textos realizados con un procesador de textos.
  • Los niños con síndrome de Down pueden adquirir mejores competencias comunicativas si se trabaja con recursos informáticos adecuados y de manera pertinente.
  • Recursos digitales, como el correo electrónico, resultaron útiles no sólo para estimular y apoyar la escritura colaborativa entre los alumnos, sino también para valorar la escritura, más allá del contexto escolar, como un medio importante de expresión y comunicación.
  • Al trabajar en proyectos de aula y sin una instrucción directa de parte de los docentes, los estudiantes pueden lograr un alto nivel de competencia en el uso de diversas herramientas informáticas. Muy similar a lo que nos enseñó Sugata Mitra años atrás respecto al auto-aprendizaje en los niños

Por lo anterior, no es de extrañar la conclusión presentada por el autor. “Las investigaciones reseñadas en este artículo no pretenden mostrar que la utilización de herramientas informáticas y telemáticas sea necesariamente una alternativa eficaz para estimular y desarrollar un mejor nivel de competencia en la lectura y la escritura; no obstante, sí constituyen una evidencia contra el escepticismo de muchos maestros e instituciones educativas frente a la incorporación de las TIC al currículo escolar” (Henao Álvarez, 2006, pág. 84-85). No obstante, insisto con la pregunta: En Educación, ¿sirven las TIC?

Una mirada crítica

Los dos artículos trabajados durante esta semana muestran que, desde el ámbito de la enseñanza de la lecto-escritura, el binomio TIC-Educación ha venido generando, tanto a nivel internacional como local, unos avances importantes en frentes como la elaboración escrita y la comprensión lectora. Pero, fuera de esta área, ¿han tenido las TIC un impacto positivo en la educación? Con el fin de estimular el debate en clase, anexo abajo, dividido en dos, un cuadro resumen de estudios críticos al respecto y que tienen tres características en común (Cobo Romani, 2010, pág. 137):

  • Fueron investigaciones realizadas por organismos internacionales reconocidos (Banco Mundial, UE, etc)
  • Son relativamente recientes (2001 – 2009).
  • Han sido aplicados en muchos países y algunos son intercontinentales.

Estudios

Estudios2

Discutamos.

Referencias

21st century media literacies. (2009, Julio 18). Catálogo en línea. (Archivo de video). Recuperado de http://vimeo.com/5659525 

Bansky (artista). (s.d). Flowerchucker [Graffiti]. Recuperado Octubre 02, 2010, de http://www.banksy.co.uk/indoors/flowerchucker.html

Funes el Memorioso. (2009, 16 de febrero). Catálogo en línea. (Archivo de video). Recuperado de http://www.youtube.com/watch?v=-qsPtS-cuyA&feature=player_embedded

Henao, O. (2006). Evidencias de la investigación sobre el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación en la enseñanza de la lecto-escritura. Revista Educación y Pedagogía, 18(44), 71-87.

Henao, O., Ramírez, D. y Zapata, F. (2008) Diseño y experimentación de una propuesta de alfabetización digital para estudiantes de educación básica. En Alcaldía de Medellín (Editor) Agenda de Estudios de Ciudad con énfasis en Medellín (pp. 1-40). Medellín: Departamento Administrativo de Planeación.

Indicador de la Sociedad de la Información (ISI). Situación de las tecnologías de la información en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú (Junio de 2010) (s.d): IESE-CELA. Consultado en: http://www.iese.edu/es/files/Junio%202010_tcm5-54207.pdf

Cobo Romani, C. (2010). ¿Y si las nuevas tecnologías no fueran la respuesta?. En: A. Piscitelli, I. Adaime y I. Binder (Comps.), El Proyecto Facebook y la Posuniversidad. Sistemas operativos sociales y entornos abiertos de aprendizaje (pp. 131-145). Buenos Aires: Ariel-Fundación Telefónica.